Desde la instalación milita no se han reportado víctimas, subrayan los primeros informes.

Varios misiles cayeron este domingo sobre la base aérea de Balad, en el norte de Bagdad, según informaron este 3 de mayo funcionarios de seguridad iraquíes citados por la agencia Reuters.

Desde la instalación militar, que alberga tropas estadounidenses, no se han reportado víctimas, subrayan los primeros informes.

Las zonas donde permanecen tropas, diplomáticos o contratistas de EE.UU. en Irak han sido blanco de ataque en los últimos meses. El 4 y el 18 de abril., varios proyectiles también golpearon los alrededores de la base. Semanas después, al menos tres misiles cayeron cerca del aeropuerto internacional de Bagdad, en el área que alberga a las fuerzas estadounidenses.

En marzo, varios misiles cayeron sobre la base aérea iraquí de Ain al Asad, que alberga tanto tropas estadounidenses y de la coalición como iraquíes. La ofensiva se produjo después de que el presidente Joe Biden ordenara un bombardeo contra objetivos de las milicias respaldadas por Irán en Siria.

Las tropas estadounidenses redujeron significativamente su presencia en Irak el año pasado bajo la Administración de Donald Trump. Las fuerzas se retiraron de varias bases iraquíes, congregándose principalmente en la base de Ain al Asad y en la capital.

A principios de abril, Washington y Bagdad confirmaron la retirada completa de las tropas estadounidenses que quedan desplegadas en Irak sin fijar plazos concretos. Adelantaron que en el territorio iraquí dejará de haber bases militares extranjeras, mientras que las fuerzas de EE.UU. y de la coalición se centrarán en la formación y asesoramiento de los soldados iraquíes.