La Administración Federal de Aviación de EE.UU. abrió una investigación, ya que sus regulaciones obligan a los pilotos a hablar únicamente de asuntos de seguridad mientras el avión está en la fase de rodaje o volando por debajo de los 10.000 pies de altura.

El sistema de control de tráfico aéreo del aeropuerto internacional de San José (California, EE.UU.) captó a un piloto que lanzaba un sarta de insultos contra los residentes de esa ciudad mientras comandaba un avión comercial. Al parecer, un micrófono abierto en la cabina de la aeronave habría dejado al descubierto su conversación, según informaron medios locales.

El audio proviene del sitio LiveATC.net, que proporciona transmisiones en vivo de las comunicaciones de control de tráfico aéreo en todo el mundo, y fue dado a conocer inicialmente por un usuario frecuente del portal, que lo compartió en su cuenta de Twitter esta semana. La grabación se registró el pasado 12 de marzo y corresponde a una frecuencia de la torre de control del aeropuerto californiano. Al parecer, el avión se encontraba en tierra.

“Que se joda este lugar, malditos liberales de mierda”, es una de las varias frases ofensivas que se le oyen al piloto, cuya identidad no ha sido revelada. “Malditos bichos raros, probablemente andan por ahí conduciendo putos Hyundai. Putas carreteras, que van lentas como mierda”, continúa diciendo.

El hecho determinó que la Administración Federal de Aviación (FFA, por sus siglas en inglés) abriera una investigación contra el involucrado, ya que sus regulaciones obligan a los pilotos a hablar únicamente de asuntos relacionados con la seguridad aérea mientras el avión está en fase de rodaje (en tierra) o volando por debajo de los 10.000 pies de altura (3.048 metros), dijo un portavoz en un comunicado citado por el diario The Washington Post.

Los primeros informes no revelaron para qué aerolínea trabaja el piloto, debido a dudas respecto al origen de la señal del micrófono. No obstante, recientemente varios medios del país aseguraron que la empresa en cuestión es la estadounidense Southwest Airlines.

Un portavoz de esa aerolínea habló del caso y, sin identificar al piloto, aseguró que están “abordando la situación internamente”. “Los comentarios son incompatibles con el comportamiento profesional y el respeto general que exigimos a nuestros empleados. Esta situación fue un incidente aislado, que involucró a un solo empleado y no representa a las casi 60.000 trabajadoras y respetuosas personas que laboran en Southwest Airlines”, aseveró en un comunicado.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!