La candidata presidencial de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, sostuvo que privar “a todos los católicos y cristianos de vivir” su fe “en un momento tan difícil es un golpe inexplicable”.

La candidata presidencial de Fuerza PopularKeiko Fujimori, cuestionó las medidas adoptadas por el mandatario Francisco Sagasti para evitar más contagios del nuevo coronavirus durante la Semana Santa.

“La decisión de encerrarnos en Semana Santa es un nuevo despropósito del presidente. Una vez más sus sesgos ideológicos le hacen mucho daño a los peruanos”, dijo en un video difundido a través de sus redes sociales.

El miércoles pasado, el Gobierno dispuso una serie de medidas con la finalidad de evitar un aumento en el número de casos de coronavirus durante la Semana Santa, prevista entre el jueves 1 hasta el domingo 4 de abril en todo el país. Entre las directrices destacan la suspensión del transporte nacional interprovincial vía terrestre y aérea (del jueves 1 al sábado 3 de abril) y la restricción en la movilidad de las personas.

¿Golpe a la fe?

Keiko Fujimori sostuvo que privar “a todos los católicos y cristianos de vivir” su fe “en un momento tan difícil es un golpe inexplicable”.

“Pero no solo eso. Hay miles de peruanos que veían estos días como una oportunidad para ofrecer sus productos y servicios, pero a ellos también los han encerrado”, enfatizó la postulante derechista.

“Presidente Sagasti, aún está a tiempo, abra la semana santa, no encierre nuestra fe, no encierre nuestro trabajo”, agregó Keiko Fujimori.

El pedido de la candidata de Fuerza Popular se produce el mismo día en que el Ministerio de Salud (Minsa) informó que, desde el inicio de la pandemia, más de 50 000 peruanos han fallecido a causa de la COVID-19.