Rusia ha lanzado una investigación sobre el robo de equipos electrónicos de su aeronave estratégica Ilyushin Il-80, conocido como el “avión del día de juicio final”.

Se ha abierto una causa penal por delito de robo”, según ha comunicado este miércoles el Ministerio del Interior en la región rusa de Rostov, donde unas personas no identificadas robaron hace días 39 estaciones de radio del avión Il-80, que se encontraba en el aeródromo de Taganrog-Yuzhny.

El portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov ha calificado el incidente de “situación de emergencia” y ha pedido medidas “para que algo así no se repita”.

Según han explicado las autoridades rusas, el valor del material sustraído asciende a más de un millón de rublos (unos 14 000 dólares).

El Il-80, diseñado en los años 1980, durante la época soviética, a partir del Il-86-, es un puesto de mando aerotransportado para su uso en caso de guerra nuclear cuando se destruye la infraestructura de mando terrestre.