Las recientes decisiones de Estados Unidos sobre acuerdos internacionales insinúan que ese país se pone cada vez “más peligroso” y “más imprevisible”, dice Rusia.

En alusión a la decisión más reciente de EE.UU. de retirarse del Tratado de Cielo Abiertos —un pacto diseñado para reducir el riesgo de errores de cálculo militares que podrían conducir a la guerra— la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova, ha subrayado que los pasos de Washington en el ámbito de control de armas, se están convirtiéndose “alarmantemente peligrosos” e “imprevisibles”.

“Las acciones de Washington son cada vez más peligrosas e imprevisibles”, ha afirmado Zajárova en una rueda de prensa celebrada este jueves en Moscú, capital rusa.

La diplomática ha recordado que EE.UU. salió del Tratado sobre Misiles Antibalísticos (ABM, por sus siglas en inglés) en 2001; del acuerdo nuclear, de nombre oficial el Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés) en 2018; y del Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF, por sus siglas en inglés) un año después.“Ahora ha decidido retirarse del Tratado de Cielo Abiertos”, ha repudiado.

Pese a todo eso, alerta Zajárova, aún circula cierto aire de “incertidumbre” sobre cuál será la otra medida que adoptará EE.UU. para reducir sus compromisos armamentísticos.

“Esta conducta es claramente perturbadora. Es una política de EE.UU., que se enfoca en destruir prácticamente toda la base legal internacional, sobre la cual se ha construido la estabilidad y la seguridad internacional”, ha denunciado la diplomática rusa.

El presidente estadounidense, Donald Trump, al parecer, busca romper con todos los acuerdos alcanzados en las Administraciones anteriores para luego pactar los suyos. Sin embargo, esta vez, se equivoca con el poder de países emergentes, como Rusia, China e Irán, blanco de la política de intimidación y sanciones unilaterales de Washington, obviando que su poder imperialista está en declive.